El Mindfulness en la gerencia o cómo recuperar la capacidad de reflexión sobre lo que hacemos en las empresas

by Moris Beracha

Moris Beracha.- El IESA en Caracas es una de las escuelas de negocios de América Latina que goza de nuestro mayor respeto, no sólo porque se encuentre en mi país sino por la excelencia académica que siempre ha mostrado incluso en momentos de adversidad como los que ha afrontado Venezuela. Por eso no dejo de aplaudir como su oferta de programas de formación no tenga nada que envidiar a la de otras instituciones similares en otros países.

Uno de esos talleres gerenciales del IESA se llama “Mindfulness para un liderazgo efectivo” que se presenta no como una manera para reducir el stress o la ansiedad que pueden generar decisiones empresariales, aspecto que ya de por sí es un logro; sino también porque ofrece herramientas necesarias para el trabajo en equipo y mejorar los índices de desempeño.

Es justamente este aspecto del Mindfulness, vinculados con el mundo gerencial, que nos presenta el IESA al que quiero referirme y compartir. En los últimos años, aumenta el número de empresas, que a través de sus departamentos de recursos humanos o como más me gusta que se llame de capital humano, que han decidido tener algún tipo de programa de este tipo obteniendo beneficios importantes en su equipo directivo y en buena parte de su fuerza laboral.

Las empresas tecnológicas son las primeras que han incursionado con el uso de Mindfulness con resultados importantes en la forma como las personas comprenden que siempre hay espacio y tiempo para cada cosa. ¿Qué quiero decir? Sencillamente que cada persona comienza a sensibilizarse sobre cómo repartir su tiempo, cómo compartir con el trabajo, la pareja, la familia, los amigos y también consigo misma.

Uno de los objetivos más importantes que se alcanzan con estos talleres está en que se logra que la persona se vuelva reflexivo sobre las actividades que realiza, lo sensibiliza sobre la importancia que tiene pensar, sí pensar en las labores que se hacen con el fin de evitar que se asuman como un mero trabajo mecánico.

Un estudio realizado por la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (Aedipe) señala logros importantes por parte de empresas en Cataluña y Navarra que están utilizando el Mindfulness en sus procesos, comenzando por la prevención de riesgos laborales al punto que se ha encontrado una reducción en los niveles de stress vinculados con el trabajo hasta de 47%.

Otro aspecto que destaca la investigación está en que el uso del Mindfulness entre los trabajadores, junto con sesiones permanentes de coaching y lo que denominan como mentoring, se han convertido en factores importantes no sólo para la captación de talento humano sino principalmente para la retención.

Las encuestas realizadas en estos programas señalan cinco aspectos que ofrece el Mindfulness: 1. Comprensión de los cambios que se dan dentro de las organizaciones; 2. Desarrollo de relaciones laborales más efectivas; 3 Mayor innovación en la toma de decisiones; 4. Liderazgo interno; y 5. Mayor efectividad en el diagnóstico de las fallas.

Por supuesto que en Estados Unidos no faltan estudios similares. Uno de ellos fue realizado por el National Business Group on Health que durante el año 2016 alrededor de 22% de las compañías tenían algún programa de Mindfulness o talleras similares; y a lo largo de 2017 prácticamente se habría duplicado.

En definitiva, todo indica que las empresas mundialmente han tomado conciencia sobre la importancia que tiene promover programas de formación en los cuales el pensamiento, la mente y la reflexión formen parte de los procesos internos de las organizaciones, sean privadas o públicas; con una clara objetivo de rentabilidad o sin fines de lucro.

 

 

Suscríbete a nuestro newsletter

Subscribe to our newsletter