¿El mindfulness para la iluminación o para el stress?

by Moris Beracha

No hay duda alguna de los beneficios que trae para muchos seres humanos sometidos a rudas presiones la incorporación de la práctica del Mindfulness.

Moris Beracha.- Constantemente escucho discusiones sobre el verdadero objetivo de la práctica del mindfulness. Por un lado, está el grupo de los que son fieles seguidores de esta práctica como una vía para la reducción del stress, la tristeza, y los miedos. Por otro lado, están los grandes estudiosos de la contemplación de origen budista, quienes la defienden como un medio de renunciar al sufrimiento y conseguir la iluminación.

No hay duda alguna de los beneficios que trae para muchos seres humanos sometidos a rudas presiones la incorporación de la práctica de la atención plena. Los cambios que produce a nivel mental e incluso corporal son notables y para nadie es un secreto que hay grandes empresas que están impulsando a sus trabajadores a ser seguidores de esta disciplina, dados los resultados positivos que luego se logran en el desempeño laboral.

Un artículo de Robert Wright para Wired se acerca a esta discusión y cita que “Es cierto, por un lado, que muchos devotos de la meditación están persiguiendo la práctica en un espíritu básicamente terapéutico. Y eso incluye a muchos que siguen a maestros de meditación budistas e incluso van a retiros extendidos. También es cierto que la meditación mindfulness, como se enseña típicamente a estas personas, sólo tiene una semejanza parcial con la meditación mindfulness como se describe en los textos antiguos”.

Siempre trato de explicarle a las personas que se me acercan para preguntarme por qué practico desde hace tanto tiempo mindfulnesss y no más bien un deporte, que si bien comencé buscando una solución a mis estados de angustia por el trabajo, en el camino he ido comprendiendo que más que una práctica es un camino por el que decides transitar.Un Estilo de vida. Una filosofia de vida.  En este tipo de experiencias el ritmo de avance depende de cada quien, no existe una meta sino aprender a vivir en momento presente.

No hay duda de que si desde pequeños le enseñamos a nuestros ninos a meditar, los beneficios de ello los veremos con el pasar del tiempo e incluso dejará huella en la manera cómo tomen sus decisiones a futuro. Recuerdo que una vez conocí a una madre que invitaba a meditar a sus hijos cuando tenían fiebre para que se les bajara y los resultados eran impresionantes. No estoy diciendo con esto que es la única vía de conseguir que la temperatura disminuya pero sí que la meditación podría ser una.

He conocido personas que a través de la contemplación y la meditacion han ido deshaciéndose de sus miedos  al paso de los años. Ellos lograron sanar sus traumas y mucho tiempo después, incluso decidieron seguir la filosofía budista y transitar el camino de la exploración espiritual, transformando incluso su visión de la realidad misma y su relación con ella,

En otros casos, he conocido profesionales altamente calificados que estuvieron a punto de perder sus carreras por desórdenes emocionales causados por el estrés y el exceso de trabajo. Una vez que se iniciaron en el ejercicio de la atencion plena, consiguieron superar esas situaciones y hoy en día son fieles practicantes.

Considero que pretender supeditar una práctica que tiene sus raíces en una filosofía a un grupo exclusivo es un error. Todo aquello que nos conduzca a la tranquilidad espiritual pero sobre todo a comprender nuestro mundo interior es válido. Al fin y al cabo cada quien puede alcanzar su propio Nirvana.

Dejar un comentario

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Suscríbete a nuestro newsletter

Subscribe to our newsletter